¿Cómo afrontar el período de adaptación?

Un proceso de adaptación diferente en un Cofamily coworking

Es el momento de decir Adiós. La famosa y temida despedida cuando dejamos a nuestros hijos en su sala, en la guardería, en el aula matinal. Nos cuesta, y más cuando los vemos llorar echándonos los brazos, o con esa carita de desolación apunto de derramar sus lágrimas.

El siempre mal hablado “período de adaptación” pasa. Pero ¿con qué sensación nos quedamos? ¿Por qué tiene que ser tan difícil? “¿Por qué tengo que hacer pasar por esto a mí y a mi hija/o si no quiero?”

Sabemos que es esto lo que más te duele, incluso es una de las razones por la que no matriculas a tu hijo/a en una guardería.

Es cierto que en Cofamily Coworking no nos libramos de este proceso, porque los hijos/as de nuestras/os coworkers entran a un espacio nuevo, a convivir con otros niños y niñas. Pero no es lo mismo sabiendo que sus padres están muy cerca de ellos.

¿Cómo lo hacemos?

¿Cómo vivir entonces este proceso?

Vemos claramente que este período tan importante necesita de un respiro, de una tranquilidad que muchas veces no encontramos en el centro, en la guardería. Necesita Tiempo…necesita un período real de adaptación, que además será diferente para cada niño/a.

Y aquí está la gran clave: el Tiempo. La oportunidad de abrazar a tu hijo si lo necesita para tranquilizarlo, para pasar ese proceso juntos/as. 

Pero para decírtelo en persona, pincha en el siguiente vídeo:

 

Se puede vivir de otra manera

No me queda nada más que decir que:

  • Existe otra manera de pasar el período de adaptación, y que no tiene que ser tan terrible, tan doloroso ni tan duradero en el tiempo como dicen las historias.

 

  • Al estar el CoBaby bajo el mismo techo que el espacio de trabajo, es muy sencillo que las madres y padres puedan participar de este momento, puedan colaborar a que su hijo o hija sienta su presencia y no el abandono, a ayudarles a sentirse seguros con los compañeros y compañeras, a compartir los espacios y los materiales.

 

  • Y que para nosotros es muy importante considerar a cada niño y niña como únicos. Y que no existe un período de adaptación igual para todos.

 

Nadie dice que sea fácil el período de adaptación para un niño/a, ni menos para una madre o padre. Pero creemos fielmente que sí hay otras maneras posibles y exitosas.

Y cuando llegamos al punto en que una madre o padre se acerca a la ventana que separa un espacio del otro, y su hijo/a le saluda con su mano y no llora, nos damos cuenta que vamos por buen camino.

El proceso de adaptación en un coworking family-friendly

Ahora entran al CoBaby sabiendo que es suyo, contentos, saludando, enseñando el objeto que traen de casa; acercándose a sus compañeros y regalándoles una sonrisa…¡Esto sucede! y nuestra tranquilidad es completa.

 

 

 

 

¿Quieres valorar nuestra página?

Add Coment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.