CoBaby, una alternativa a las guarderías

 

Cobaby Granada

Allá por el mes de Abril del 2016 llega a mi un nuevo proyecto, un espacio de coworking, donde yo tendría un lugar dando vida y siendo una parte activa del Espacio CoBaby.

Es ahí cuando empiezo a escuchar por primera vez en mi vida la palabra “Coworking”. Investigo y escucho testimonios de gente sobre estos espacios, y resulta que ¡en mi ciudad ya hay espacios así! Me sorprende favorablemente que éste concepto de “espacio de trabajo compartido” pueda estar al alcance de cualquier granadino y granadina y que sea un concepto que poco a poco se está poniendo en auge.

Pero más aún me sorprende positivamente este proyecto, pues es el único Coworking en Granada que compagina no solo lo laboral de cada persona, sino lo personal  al ser papá o mamá.

Y lo que más me impacta, es que se cuente conmigo.

Pasada la primera sorpresa…..uuuffff….que gran responsabilidad! Se acumulan en mi cabeza multitud de ideas, pensamientos, deseos y esperanzas de poder plasmarlas en una realidad cada vez más cercana.

Empiezan los bocetos, los diseños de planificación del CoBaby, los listados de propuestas, de objetos y materiales, los colores y los adornos, pero más que nada, la ilusión de partir de cero y poder crear el espacio adecuado, el lugar que siempre has tenido en mente y que ahora está al alcance.

A la vez que se pintan los colores de las paredes y se elige el suelo, se elabora en mi mente, una programación  con unas premisas muy claras, pero sobre todo la idea de crear un ambiente que de la seguridad suficiente para estimular la autonomía de cada niño y niña a su propio ritmo, que les permita relacionarse con otros niños y niñas de edades similares y que se sientan seguros y queridos.

Por lo tanto ¿qué es para mí el espacio CoBaby dentro del proyecto?

 

La importancia del Espacio CoBaby

Tengo claro que no es una Guardería, no quiero sólo guardar a los niños y niñas mientras su papá o mamá está trabajando. Aquí ellos no los dejan y se van a otro lugar,  si no que están muy cerquita, tan solo asomándose por el cristal ya están a su alcance.

Deseo que sus necesidades fisiológicas estén cubiertas pero además también que sean libres de elegir, de explorar, de manipular, de crear, de investigar y hacerlo a través de las propuestas planteadas para que despierten su curiosidad y su interés en los objetos y en el por qué de las cosas y situaciones.

Los recursos y los materiales que utilizamos no son grandes desconocidos, ni tampoco “juguetes”, sino que  son “reales” “cercanos” “naturales” “cotidianos”, aquellos que les pueden  ofrecer a los niños y niñas multitud de posibilidades, aquellos que les faciliten el poder relacionarse.

Otro aspecto primordial a transmitir es el crecer juntos, observando cómo reaccionan con los otros compañeros y compañeras, poniendo gran interés en cómo actúan con los objetos y los materiales. Así, avanzamos en el espacio, modificamos el mobiliario, cambiamos los objetos, mejoramos las propuestas y tanto los niños y niñas como yo, nos damos cuenta de lo que nos gusta, lo que nos interesa, lo que puede ayudarnos a mejorar y así disfrutamos el día a día, dándonos cariño mutuo, divirtiéndonos a la vez que aprendemos.

CoBaby en CoFamily Coworking Granada

Más allá del Coworking y CoBaby

Como todo en la vida, vamos creciendo según vamos descubriendo, y eso es lo que nos pasa a nosotros día a día, eso me pasa a mí, TODOS LOS DÍAS. Gracias a estos niños y niñas, he vuelto a revivir momentos especiales vividos con  mis propios hijos (tengo tres que van creciendo a ritmo vertiginoso, cumpliendo años y avanzando en la vida), momentos que se quedan en el corazón.

Y éste proyecto me ha dado la suerte de volver a encontrarme con esos abrazos espontáneos de un pequeño de un año, esa carita de alegría con el primer, segundo y tercer paso, esas ganas de descubrir lo que hay dentro de una cajita de madera, esa satisfacción personal de empezar a gatear, esa tenacidad de montar, desmontar y volver a crear la torre con piezas varias, esa inquietud por descubrir qué es lo que les pasa a los objetos cuando los muerdo, o los golpeo, o los toco, rememorar ese momento íntimo de cambio  pañal, recordar y cantar canciones o retahílas, contar cuentos y representarlos con marionetas ……, en fin, todos esos descubrimientos que rodean a la criatura en sus primeros años de vida.

Me da mucha alegría reconocer ese vínculo especial creado con los papás o mamás, ese ambiente de confianza cuando hablamos y nos contamos lo que han hecho durante el fin de semana o la tarde anterior, cuando compartimos vivencias o inquietudes, cuando nos relatamos anécdotas.

Gracias a la confianza depositada al proyecto y a las personas que lo llevamos a cabo. Hoy estamos contentos, alegres y con ganas de seguir construyendo y avanzando todos juntos.

Encarni Castaño

Educadora CoBaby

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *