Un coworking con alma familiar ¿Eres una #CoMami?

Coworking Familiar en Granada

Coworking con niños, coworking para madres, para padres….¿un Coworking Familiar?

Madre y Trabajo, padre y crianza, parecen combinaciones casi imposibles de compaginar, por lo menos a un nivel que no tengamos que renunciar a tanto. Las esperanzas van decayendo cuando escuchamos historias que nos dejan sin aliento, esperando que por un milagro divino, la baja maternal/paternal dure más que las míseras 16 semanas. Aparecen las preguntas ¿Cómo sigo trabajando? ¿Y si renuncio? ¿O busco una guardería?

De la desesperación a la creatividad, podríamos llamarlo. No es raro, más bien esperanzador, escuchar historias de familias, de mujeres que frente a esto pararon, se reinventaron, inventaron, o crearon su nueva vida profesional para estar también en la familiar. Porque, si tienen la oportunidad de hacerlo y/o de quererlo, es mejor moverse y empezar el cambio desde casa en vez de esperar.

Este es el caso de las familias de CoFamily. Sus tipos de trabajo le han permitido seguir trabajando en un coworking, y a su vez este coworking le ha permitido venir a trabajar con sus hijos/as ¡Nos confiesan que nunca se habían planteado esta opción!, pero que ha sido la mejor elección.

Así que nos inventamos en CoFamily esta palabra, #CoMami o #CoPapi, que en el fondo refleja a una madre o padre que puede trabajar en un coworking, en un coworking familiar.

 

Un coworking, una opción familiar

Además de encontrarte en CoFamily con todo lo necesario para vosotros, también es importante encontrarte con personas que aporten a tu vida, que compartan momentos, y que finalmente sea agradable ir a trabajar y convivir algunas horas del día.

Pero ¿qué tienen en común estas familias? ¿Será la comunidad que andas buscando?

Así que hablando hablando, te dejamos aquí algunos puntos que tienen en común y que nos unen en CoFamily Coworking.

Baja Maternal/Paternal Insuficiente

Creo que somos muchas y muchos los que vemos la baja por maternidad insuficiente. 16 semanas de un bebé no es edad para dejarlo cuando necesita de su madre, necesita un lugar tranquilo y acogedor. Ellas también lo han visto así, y no han podido dejar a sus peques tan pequeños en una guardería. La mayoría han podido incorporarse a sus trabajos más tarde, justamente por esta razón.

Trabajo con conexión a Internet y mi pc

Pero también es que su tipo de trabajo les ha permitido seguir haciéndolo, incluso si estuvieran en casa con su hijo/a al lado, ¡que también es otro punto! Aún las leyes no permiten que la conciliación sea posible para todos los grupos de trabajo. Incluso si fuera más flexible, como la opción “teletrabajo”, falta por promover esta iniciativa en las empresas. Ya sabemos que gusta más el presentismo. Pero estas #CoMamis y #CoPapis han podido optar por algo diferente.

Quiero estar ligada a mi trabajo

Algo que la experiencia de un segundo hijos/as te puede dar, es darte cuenta que es necesario de alguna manera mantener una relación con el trabajo. Porque cuando quieres volver a incorporarte “ha pasado un tiempo donde el curriculum no está actualizado”. Así que sí, quieren estar con sus hijos/as pero también quieren mantener un vínculo, aunque sea de menos horas con su trabajo porque saben que es importante también para su vida profesional.

No me gustan las guarderías tradicionales

Y es que cuando piensas que es el momento por la razón x de que tu pequeño/a asista a una guardería, no encuentras nada que te guste, nada con lo que te sientas cómoda y tranquila para dejarlo el tiempo que dicta la guardería. Todas buscaron otras opciones, guarderías tradicionales, no convencionales, abuelos, amigas…tribus.

 He trabajado desde casa

Justamente con la idea de mantener esa relación más estrecha y necesaria con sus bebés, una primera opción ha sido continuar desde casa. Todas han trabajado alguna vez así pero finalmente ni trabajan todo lo que quisieran, ni sus hijos/as están tranquilos en esta situación. No se convierte en una opción viable.

 

Sé que todos estas situaciones las has sentido o las has vivido. No somos muy distintos, somos familias que la llegada de un hijo/a nos ha cambiado la vida. Que vivimos momentos extremos cada un minuto, cada día. Que tomamos decisiones en un abrir y cerrar de ojos. Así que si estás en esta situación, no te agobies. Hay otra opción.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *