Trabajar desde casa

Hoy quiero contarte una anécdota que sólo te puede pasar si trabajas desde casa. ¡Y aún más!, cuando trabajas con tu hijo/a al lado tuyo, por no decir, sentado encima tuyo.

La verdad es que no te voy a contar una anécdotas sino 5. ¡Todas ellas me han sucedido! y seguro que te han pasado a ti también. Porque si trabajar con un portátil e Internet ya es complicado, ¡imagínate lo que pasa si hay un pequeño cerca!

 

5 Razones por la que tu portátil tiembla si trabajas con tu hijo/a cerca

Hace algunas semanas una amiga nos había contado que su escritorio ya no era suyo, sino de su hijo y de ella, porque muchas veces estando ella en el portátil, su hijo le reclamaba brazos. Ella le tenía una serie de juegos y distracciones en la mesa para que el tiempo fuera más llevadero.

Me sentí totalmente identificada. En lugar de bolis bonitos, ahora hay lápices de colores, donde había libros ahora los comparto con sus libros. ¡Tengo además un montón de juguetes de tacitas que va dejando por la mesa, cucharas, cuencos y muñecas!

Pero cuando son más pequeños suceden cosas de mayor envergadura si los dejas cerca del portátil, ¡sobretodo si estás con algún programa o archivo abierto!

 

¡Cuidado con lo que dejas en la mesa!

Porque no existe documento, o un papel con un número importante que se salve. Una vez se me olvidó quitar mi título de Máster, y adivina lo que había al lado ¡unas tijeras! Sip, mi título terminó cortado y «editado» con una serie de dibujos que lo decoraron aún más.

 

¡Las clavijas de los portátiles gustan mucho!

Porque si se trata de hacer encajar algo, son expertos. Un agujero a la vista y se buscan cualquier cosa que calce por allí. De hecho, en este mismo portátil donde estoy escribiendo ahora, ya no puedo escuchar más música. Metió el palo de una flor de papel, lo dobló y cortó el palo dejando su resto en la clavija de audio ¡muy enredado! pues así fue.

 

¡No entiendo el idioma del portátil!

Te das la vuelta un segundo y de repente, todo está en Alemán ¡por último que estuviera en Inglés! Lo peor de todo es que no sabes cómo revertir la situación ¡te pilla la tecnología! y te das cuenta de que no tienes idea donde está la parte de «Idioma»

 

Teclas, ¡fuera!

Porque sin saber cómo (bueno sí sabemos cómo) una de las teclas ya no escribe. Aprietas y aprietas y nada….O (esta es la mejor) ¡te configura el teclado a numérico! y nuevamente, no tienes idea cómo se soluciona. Así que decides que si él/ella puede, tu también ¡A apretar como loca todas las teclas! Algunas de ellas será la correcta. Pero esto es lo peor, ¡ni te enteraste cómo lo solucionaste! Seguiremos sin aprender para la próxima vez.

 

¡Ni comer ni beber!

Y seguramente tiene relación con la anterior ¡No dejes comida cerca del portátil! posiblemente se vaya un trocito para tu teclado y sea la causa de que ya no escriba. Los pegotes y marcas en el portátil y sus alrededores son su seña de identidad. Te das cuenta que ese lindo portátil que tanto cuidaste con ahínco, ya no es el mismo. Y posiblemente termine de estropearlo si dejas un vaso de agua cerca ¡Cuidado que empieza a echar humo! Y eso, también lo sé por experiencia propia

 

Como punto aparte, cuando buscamos por Internet «madre trabajadora» te salen dos tipos de imágenes (1) esa que sale toda sonriente, sin ojeras y con look muy «profesional» o (2) muy por el contrario, una con 9 brazos tratando de hacer todo y con una cara de estrés que no es normal.

Nada de eso aspiramos a llegar a ser en CoFamily Coworking. Sólo padres y madres que en cualquiera fase de su vida se sientan tranquilos y seguros, seguros de criar, seguro de sus decisiones.

Por eso te cuento con humor lo que nos sucede si trabajamos en casa con un pequeño, porque no es como nos la quieren vender, no nos vemos así de contentas y relajadas, ni tampoco (o tratamos de hacerlo) así de estresadas, porque llegado a ese punto es mejor dejar de hacer cualquier cosa.

Ahora si, ¡cuando vengas a CoFamily Coworking no te pasará ninguna de estas situaciones tragicómicas!

Add Coment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.