• La productividad académica de una mujer al inicio de su carrera es 11,55% superior a la de un hombre. Ésta se reduce a un 7,26% cuando alcanza el primer nivel de contratación.
  • Más del 40% de las mujeres del Personal Docente Investigador de la UGR no han visto cumplidas sus expectativas profesionales debido a problemas con la conciliación (Plan de Igualdad UGR

El movimiento e impacto social que tiene un coworking no se queda atrás como herramienta a favor de la conciliación sobre las madres y padres profesionales académicos.

Teniendo en nuestra ciudad a la UGR como referente y centro profesional de tantas familias en Granada, nos preguntamos cuál es el impacto que podría tener un coworking familiar para sus estudiantes y trabajadores.

¿Por qué esta pregunta? Porque desde la apertura de CoFamily en 2016 nos llamó la atención que poco a poco comenzaban a aparecer las primeras familias usuarias con la idea de continuar sus estudios.

Desde opositores a postulantes a plazas catedráticas, hemos visto un movimiento y evolución de nuestro coworking hacia un público que nadie se había planteado.

Sumamente importante y olvidado: las mujeres que se encuentran en un punto crucial de su vida profesional o académica. Aquella que se cruza con su maternidad.

Para conocer mejor esta realidad le preguntamos a las 11 familias que han entrado a CoFamily durante 2016 hasta mitad de 2019 con este objetivo, de las cuales, sólo han respondido 9 familias.

Impacto académico que tiene un coworking familiar

% de madres v/s padres que entran a CoFamily a estudiar

Al igual que en tantas otras esferas de la vida, son las mujeres las que salen peor paradas en términos de paridad, y en este caso, son ellas las que mayoritariamente buscan una solución a la conciliación para continuar sus estudios. De cualquier manera, agradecemos la presencia masculina pues nos habla de una corresponsabilidad, y el sentimiento de que ellos también pueden crecer profesionalmente si se encuentran en época de crianza temprana.

Nivel Universitario al entrar a CoFamily

El nivel académico de las familias es bastante alto. La mayoría con su 2º hijo/a, desea continuar sus estudios que venían realizando desde casa y que les era imposible avanzar con su bebé.

Hay que recordar que en España, más del 50% de las matriculas en universidades españolas son de mujeres. Pero a medida que se avanza en los siguientes estados (post grados y cátedras) el porcentaje disminuye, justamente porque ellas se encuentran con problemas de conciliación. Terminan más tarde que sus compañeros varones, o incluso renuncian.

Los datos más cercanos que podemos tener acceso es a los que entrega el Plan de Igualdad de la Universidad de Granada. En ella nos dice sobre problemas de conciliación y corresponsabilidad, apartado PDI (Personal Docente Investigador), que un 30% de las mujeres perciben que tienen este problema sobre un 20% de los hombres.

Plan de Igualdad y oportunidades entre hombres y mujeres en la Universidad de Granada (2010)

Por otro lado, la corresponsabilidad es una parte clave en temas de igualdad de oportunidades laborales y académicas.

Las mujeres del PDI han renunciado más que los hombres y se sienten más perjudicadas a la hora de poder compaginar vida laboral y/o académica con la vida familiar y/o personal.


La UGR en CoFamily Coworking

% familias que estudian o tienen relación con la UGR

Era de esperar que un gran porcentaje de familias que llegan a CoFamily tengan relación con la UGR. El 66,7% de las familias llegaron para continuar o avanzar en sus profesiones académicas en algún Plan de la UGR (máster, estudios de doctorado, Plazas catedráticas).

¿Qué estudios viniste a desarrollar a CoFamily?

Así lo muestra esta gráfica, donde el 33,3% querían continuar con sus estudios de doctorados, y el 22,2% trabajaba en la Universidad de Granada (profesora y doctora) con intención de avanzar en sus labores académicas (Plaza catedrática y Beca Doctor)

«Sin Cofamily Coworking mi tesis aún sería una página en blanco. ¡Gracias por todo!»

Madre doctoranda de la UGR.

Sobre Apoyos de conciliación

Si bien es cierto que el coworking nació como una revolución en la forma de trabajar y compartir dentro del mundo «freelance», se ha ampliado el abanico de personas y campos profesionales que hoy utilizan un coworking.

Sabemos ahora que también lo utilizan las mujeres académicas, y por lo tanto un coworking se ha transformado en una herramienta para conciliar su vida familiar y profesional.

No es en sí la necesidad de un coworking (muchas tienen despachos en la universidad), sino es la necesidad y reflejo de la falta de herramientas y oportunidades en torno a su crecimiento profesional, desigualdad respecto a sus colegas varones, y problemas de gestión de horarios y espacios como guarderías para sus hijos/as.

Nos alegra comprobar que sí existe un impacto positivo en nuestra ciudad para con el personal docente investigador de la UGR, porque, al igual que cualquier madre y padre, tiene muy complicado conciliar su vida profesional y familiar.

Add Coment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.